Conflictos entre España y Cataluña por el referéndum

Lluis Gene             
          
                          AFP

Lluis Gene AFP

Entre ellos figura Josep Maria Jove, número dos de la vicepresidencia catalana, señaló un portavoz del Ejecutivo autonómico.

Este anuncio se hizo el mismo día en que la Guardia Civil realizaba registros en varias oficinas en Barcelona del ejecutivo catalán, decidido a realizar el referéndum el 1 de octubre pese a haber sido vetado por el Tribunal Constitucional.

En una comparecencia institucional ante la prensa, Puigdemont acusó al Gobierno español de "suspender de facto" la autonomía de Cataluña e invitó a los catalanes a responder con "firmeza y serenidad" acudiendo a votar el primero de octubre.

Al igual que en otros sucesos similares donde ha actuado la Guardia Civil en Cataluña, varias decenas de personas se concentraron frente a la empresa en Terrasa con pancartas a favor del referéndum.

"Ha llegado el momento".

Puigdemont convocó de urgencia a su Gabinete poco después de que la Guardia Civil detuviera, por orden judicial, a 14 personas por su supuesta vinculación con la consulta independentista, entre ellas varios altos cargos del gobierno regional, y llevara a cabo registros en varios departamentos de la administración catalana.

Rajoy defendió ante el Congreso las medidas de su gobierno y de la justicia, afirmando que "el Estado de Derecho funciona". "Hay una gente que se está saltando ley, el propio Estatuto, y el Estado tiene que reaccionar", argumentó el líder del Partido Popular (PP) después de que el diputado Gabriel Rufián, de la independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), le exigió que "sacara sus sucias manos" de las instituciones catalanas.

Por su parte, Colau pidió a los barceloneses que salgan a la calle para "defender las instituciones catalanas y el autogobierno" de la "deriva represora" que, en su opinión, está protagonizando el Ejecutivo central de Rajoy, al que pidió que "rectifique", "devuelva el autogobierno" de Cataluña y abra una "vía de diálogo".

Por otro lado, la Policía Nacional española intentó acceder a la sede del partido anticapitalista Candidatura de Unidad Popular (CUP), los socios minoritarios del gobierno catalán, pero la alerta de sus dirigentes a los militantes a través de las redes sociales provocó una protesta tensa en el lugar, que logró paralizar el operativo hasta que fue abortado al caer la noche.

Las operaciones policiales se han intensificado desde el fin de semana, con la incautación de gran cantidad de material electoral, como carteles o propaganda.

Dentro de sus acciones, la Guardia Civil confiscó el domingo cerca de Barcelona 1,3 millones de octavillas, folletos y afiches para el referéndum.

Los separatistas son mayoría en el Parlamento catalán desde 2015, pero según los sondeos, la sociedad catalana se muestra muy dividida ante la independencia de esta región de 7,5 millones de habitantes.

En las elecciones regionales de 2015, los independentistas obtuvieron el 47,6% de los votos y los defensores de seguir en España el 51,28%.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.