Una píldora digital controla si el paciente la tomó o no

Crédito de

Crédito de

El producto fue aprobado para enfermedades psíquicas como la esquizofrenia, la depresión o el desorden bipolar, cuyos tratamientos dependen de la regularidad en la toma de las drogas. Se trata del aripiprazol, comercializado bajo el nombre de Abilify desde 2002. Una vez que se ingiere, el sensor de la píldora, compuesto de cobre, magnesio y sílice, produce una señal eléctrica al entrar en contacto con los líquidos del estómago. Después de unos minutos, este mensaje es captado por un receptor ubicado en un parche pegado a la caja torácica. El parche transmite la información a una aplicación móvil para que los pacientes puedan rastrear la ingestión de la medicación en su teléfono inteligente.

Los pacientes pueden seguir las dosis en sus celulares y permitir que sus médicos tengan acceso a la información a través de un portal web.

"La FDA apoya el desarrollo y uso de las nuevas tecnologías en prescripción de drogas y está comprometida en el trabajo con las compañías para entender cómo la tecnología puede beneficiar a los pacientes”, dijo Mitchell Mathis, director de la división de productos psiquiátricos de la entidad". Abilify MyCite es comercializado por el grupo farmacéutico japonés Otsuka Pharmaceutical Co. mientras que el sensor y el parche son fabricados por la firma estadounidense Proteus Digital Health.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.