Atropelló a un joven y lo arrastró diez cuadras

Publimetro Chile

Publimetro Chile

Con el correr de los días, la tragedia en torno a la muerte de Nahuel Barragán -quien falleció este fin de semana tras ser atropellado y arrastrado diez cuadras por Yonatan Maurette, un suboficial del Ejército- suma nuevas voces, en una ciudad con altos niveles de siniestralidad vial como es Mar del Plata.

El acusado, Yonatan Maurette, de 26 años, fue trasladado al palacio de Tribunales y, tras reunirse con su defensa, se negó a declarar ante el fiscal a cargo de la Unidad de Delitos Culposos, Pablo Cistoldi.

En torno a las imágenes registradas por una cámara de seguridad ubicada en la zona del hecho, el fiscal detalló que el dispositivo "no estaba enfocando (al lugar del impacto) y se ve después pasados unos minutos a la moto en el lugar y la llegada de la Policía".

Tal era su borrachera, que cuando los policías irrumpieron en su casa y lo despertaron la mañana del domingo, el sujeto aún se encontraba en estado de ebriedad tras una noche de copas.

Ahora, el juez de Garantías Gabriel Bombini deberá resolver el pedido de detención de la fiscalía, que enviaría al militar a la Unidad Penal 44 de Batán, según publicó la agencia Télam.

Barragán iba al volante de la moto con Parisotti.

Diego y Nahuel se hicieron amigos en la escuela, 13 años atrás.

"Recuerdo que nosotros caemos (de la moto) porque tocamos el cordón y, cuando estábamos reponiéndonos de la caída con la ayuda de un chico que anda por ahí en bicicleta, ocurrió este desastre", relató.

Fuentes de la comisaría 12ª indicaron que el hecho sucedió pasadas las 4.30 en avenida Colón y 190, cuando un militar de 28 años, cuya identidad no precisaron, manejaba alcoholizado un Peugeot 201 y embistió a Nahuel Barragán, quien circulaba en moto con otra persona.

Fue a las ocho de la mañana, cuando un canillita del lugar encontró el cuerpo del joven debajo del auto estacionado, frente a la vivienda.

Luego de esa situación, el conductor del vehículo, Yonattan Maurette, arrastró el cuerpo del joven durante 12 cuadras hasta que llegó a su casa en el barrio San Cayetano, se bajó del vehículo y se acostó a dormir, mientras el cuerpo sin vida yacía debajo del vehículo.

"Pienso que tiene que pagar lo que tiene que pagar".

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.