Una nueva era diplomática

Una nueva era diplomática

Una nueva era diplomática

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, inició hoy su primera visita oficial a China con el objetivo de sellar la normalización de las relaciones bilaterales tras la crisis surgida por la instalación del sistema antimisiles THAAD en su país.

"Deseo que se consolide el comienzo de una nueva era en la relación entre los dos países, basada en la confianza y la amistad entre nosotros", afirmó Moon.

Tras su reunión con Zhang, Moon estaba listo para dialogar con el primer ministro chino, Li Keqiang, sobre las formas de reparar los lazos de los dos países, distanciados por el despliegue de un sistema avanzado de defensa contra misiles de Estados Unidos, llamado Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés), en territorio surcoreano.

En represalia, China, principal socio comercial de Corea del Sur, activó un boicot encubierto contra intereses surcoreanos, que entre otras cosas ha golpeado a empresas surcoreanas, algunas de las cuales incluso tuvieron que dejar de operar en este país, y afectó muy negativamente a la relación bilateral.

Por ejemplo, se redujeron drásticamente los viajes de grupos de turistas chinos a Corea del Sur y se vieron afectadas las operaciones en China de los fabricantes de automóviles Hyundai y Kia o la cadena de supermercados Lotte, que había cedido unos terrenos para la instalación del THAAD.

Moon subrayó que la parte surcoreana está "firmemente comprometida" en resolver el problema nuclear en Pyongyang a través de medios pacíficos y "está dispuesta a trabajar con China para salvaguardar conjuntamente la paz y la estabilidad".

El comercio entre ambos países totalizó el año pasado 211.400 millones de dólares. En este sentido, Xi invitó a Moon a participar en la iniciativa de las nuevas rutas de la seda, el proyecto de inversión en infraestructuras con el que quiere conectar Asia con África y Occidente.

Moon mantuvo el miércoles una reunión con varios cientos de ciudadanos surcoreanos residentes en China, a los que expresó su voluntad de mejorar las relaciones con el gigante asiático a pesar de las diferencias en cuestiones sobre seguridad y defensa, debido al desafío armamentístico norcoreano.

El portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Lu Kang, aseguró hoy en rueda de prensa que ambas partes esperan que la visita del presidente surcoreano permita mejorar las relaciones bilaterales y promover la cooperación y el respeto mutuo.

Durante su estancia en China, que se prolongará del 13 al 16 de diciembre, Moon volverá a reunirse con el presidente Xi Jinping, con quien se entrevistó durante dos ocasiones, en la cumbre del G20 en julio pasado y en la del Foro APEC en noviembre.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.