Estrasburgo condena a España por perseguir quema de fotos de reyes

Mundo España Condena a la cárcel por quemar

Mundo España Condena a la cárcel por quemar

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció que quemar fotos de los Reyes de España es considerado como libertad de expresión, y consideran que el castigo penal impuesto en el 2007 por la justicia española contra dos jóvenes por incendiar una foto de los reyes, "constituye una interferencia con la libertad de expresión".

"La libertad de expresión se extiende a 'informaciones' e 'ideas' que ofenden, chocan o molestan", subraya Estrasburgo en su contundente sentencia. Así lo ha sentenciado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que ha estimado el recurso de los dos jóvenes condenados por injurias a la Corona por quemar una foto de los reyes en 2007 en Girona en protesta por la visita a la ciudad de Juan Carlos I y Sofía.

La Audiencia Nacional condenó en 2008 a los dos jóvenes a una pena de quince meses de prisión, sustituida por una multa de 2 mil 700 euros.

Más contundente aún es su argumentación acerca de por qué en este caso se ha violado la libertad de expresión.

Los jueces de Estrasburgo aseguraron que las medidas tomadas por el Tribunal Constitucional español no respetan la libertad de expresión y por ende vulneró los Derechos Humanos de los ciudadanos catalanes a los que ahora tendrá que indemnizar con 14.400 euros a cada uno.

"No fue un ataque personal dirigido contra el Rey de España, destinado a despreciar y vilipendiar a la persona de este último, sino una crítica de lo que representa el Rey como líder y símbolo del aparato estatal y de las fuerzas que, según los demandantes, habían ocupado Cataluña", argumentaron desde el TEDH. Concluyen los magistrados que la quema de la fotos "entra dentro del ámbito de la crítica política o la disidencia y corresponde a la expresión de un rechazo de la monarquía como institución".

Estrasburgo rechazó que los elementos usados en la protesta, como el fuego o la colocación de la fotografía quemada bocabajo constituyan un "acto de odio o de incitación a la violencia".

Señala también que se trata de "una de esas escenas provocativas que se utilizan cada vez más para atraer la atención de los medios de comunicación y que no van más allá de una cierta provocación permitida para transmitir un mensaje crítico en términos de libertad de expresión".

Recordó que la acción "no provocó un comportamiento violento o desórdenes".

En el mismo sentido, consideró probado que la intención de Stern y Roura "no fue incitar a nadie a cometer actos de violencia contra el Rey".

"Incluso aunque el acto escenificado incluyera la quema de una imagen, era una manera de expresar una opinión en un debate sobre una cuestión de interés público, la institución monárquica", concluyó Estrasburgo.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.