Rusia pide la sustancia con la que el exespía fue envenenado

Theresa May primera ministra británica

Theresa May primera ministra británica

Este martes el medio ruso RIA Novosti publicó palabras de la vocera María Zajárova, quien asevera que "nadie sabe nada sobre el veneno [.] ni Theresa May".

El Gobierno del Reino Unido planea lanzar un ciberataque contra Rusia como respuesta, ya que considera que es muy probable que Moscú esté detrás del ataque con un agente nervioso contra el doble espía Serguéi Skripal y su hija en territorio británico.

El químico nervioso identificado por expertos del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa de Porton Down es conocido como Novichok. Presuntamente, las sustancias se crearon con el fin de evadir el tratado internacional de armas químicas que se acababa de firmar; cualquier sustancia nueva no estaría sujeta a tratados previos.

Paralelamente a este caso, ayer se encontró el cuerpo de Nikolai Glushkov, un exiliado ruso, en su domicilio de Londres, revela The Guardian.

May afirmó el 12 de marzo durante un discurso ante la Cámara de los Comunes del Parlamento que es "altamente probable" que Rusia estuviera implicada en la intoxicación de Skripal y su hija Yulia, subrayando que ambos fueron envenenados con un agente nervioso de un tipo desarrollado en Rusia.

'Aunque sobrevivan, no se recuperarán', vaticinó el científico ruso en declaraciones al Daily Telegraph.

En lo que respecta a las acusaciones por parte de Londres, Kovaliov las calificó de "locura", ya que sería absurdo para Moscú "esperar 14 años para vengarse de Skripal y luego -en víspera de las elecciones presidenciales- perjudicar políticamente a la Federación de Rusia".

El ataque con el gas nervioso ha provocado una crisis diplomática entre Rusia y Reino Unido, que han llamado a sus respectivos embajadores a que aclaren el incidente. Desde entonces están hospitalizados en estado crítico.

Por 'sanciones Magnitsky', Raab se refiere a la ley homónima de Estados Unidos, sin equivalente británico, que sanciona a funcionarios extranjeros implicados en abusos a los derechos humanos y que se aprobó para castigar a los responsables de la muerte del contable ruso Serguéi Magnitsky en una cárcel de Moscú, cuando investigaba la corrupción en el Kremlin.

Se da la circunstancia de que May era ministra de Interior cuando se produjo el asesinato en Londres de Alexander Litvinenko, en 2006, un crimen con una sustancia radioactiva (polonio-210) cometido con el consentimiento de Putin, según las conclusiones de la investigación oficial.

Skripal reside en Reino Unido desde 2010, tras un intercambio de espías entre los gobiernos ruso y estadounidense.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.