Trabajan horas extra para que compañero cuide a su hijo enfermo

Trabajan horas extra para que un compañero cuide a su hijo enfermo

Trabajan horas extra para que un compañero cuide a su hijo enfermo

Julius es un niño alemán al que le diagnosticaron leucemia cuando tenía tres años y tuvo que permanecer ingresado en el hospital durante nueve semanas. Cuando estaba a punto de regresar a casa, su madre murió de una enfermedad cardiaca. Andreas Graf lo sabía muy bien.

La idea partió de la jefa de recursos humanos de la empresa, Pia Meier, que pidió a los empleados de la fábrica ubicada en la ciudad de Fronhausen que donasen sus horas extras para cubrir la baja de Graf, según informa el periódico La Vanguardia. Incluso aquellos que no conocían a Graf decidieron apoyar.

En solo dos semanas, los colegas de Graf acumularon un total de 3.264.5 horas.

Meier dijo que también se sintió abrumada por la respuesta: "No hay una sola persona que no haya donado".

Gracias a la generosidad de sus colegas, Andreas pudo tomarse más de un año para cuidar de su hijo. Después de la quimioterapia, Julius, que cumplió cinco años a finales de febrero, ahora se siente lo suficientemente bien como para regresar pronto a la guardería. Graf finalmente volverá a trabajar junto a sus compañeros, con quienes está profundamente agradecido.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.