EEUU y sus aliados piden investigar el ataque químico en Siria

Base aérea de Aviano Italia

Base aérea de Aviano Italia

Los investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) comienzan a investigar el presunto ataque químico cerca de Damasco que motivó unos bombardeos occidentales sin precedentes contra el régimen sirio. Según la cadena Fox News, bombarderos B-1 de largo recorrido también fueron utilizados.

Washington y sus aliados dispararon "unos 110 misiles contra objetivos en Damasco y otros lugares" en Siria, según fuentes militares sirias, que afirman haber interceptado a la "mayoría" de misiles.

Siria afirmó que unidades de defensa aérea derribaron 71 de los 103 misiles lanzados por Estados Unidos y sus aliados.

En sus primeros comentarios públicos sobre el ataque de EE.UU. a Siria el vicepresidente Mike Pence dijo que "El presidente Trump dejó claro que Estados Unidos no tolerará el uso de armas químicas contra hombres, mujeres y niños".

"¡Misión cumplida!", expresó Trump en la red social Twitter, donde saludó los ataques "perfectamente ejecutados" por fuerzas estadounidenses, francesas y británicas contra instalaciones sirias por el alegado uso de armas químicas hace una semana en Duma.

El documento sólo logró el apoyo de tres representantes del consejo (Rusia, Bolivia y China) y cuatro se abstuvieron (Perú, Kazajistán, Etiopía y Guinea Ecuatorial). Gracias a Francia y al Reino Unido por su sabiduría y por el poder de sus buenos ejércitos.

"Si el régimen sirio usa sus gases venenosos nuevamente, Estados Unidos está cargado y engatillado", dijo Haley durante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, abrió la reunión con un llamado a actuar "de acuerdo con la carta de Naciones Unidas".

La ofensiva provocó la acalorada reacción de los aliados de Damasco y generó un debate sobre su justificación. Siria, que resiste desde años "una agresión terrorista", fue atacada por una operación militar de occidente ahora cuando tenía "una oportunidad de tener un futuro pacífico", dijo el sábado la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, María Zajárova. Moscú tildó de "acciones agresivas" el ataque, pero no respondió militarmente. Turquía calificó los bombardeos de "apropiados" e Israel de "justificados".

Igualmente, condenó el uso de armas químicas "en cualquier tiempo, lugar, circunstancias o acto", y recordó que esta conducta atenta contra el derecho internacional y, en especial, contra los derechos humanos.

Ayer, en tanto, Vladimir Putin, recogió el guante y acusó a Washington de "hacer el juego" a los terroristas y de "agravar la catástrofe humanitaria" en Siria.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.