Rusia se ríe de las víctimas y veta investigación sobre ataque químico

Vasili Nebenzia el Representante de Rusia ante el Consejo de Seguridad de la ONU

Vasili Nebenzia el Representante de Rusia ante el Consejo de Seguridad de la ONU

UU., Donald Trump, respondió con un incendiario tweet advirtiendo que un ataque a Siria era inminente.

Rusia está reaccionando a "medidas absolutamente inaceptables en nuestra contra, tomadas bajo grandes presiones de Estados Unidos y Gran Bretaña bajo el pretexto del caso denominado Skripal".

En uno de los tuits prácticamente le declara una guerra a Rusia al amenazar que los misiles llegarán sobre Siria inteligentemente aunque trate de derribarlos.

Pocos minutos después, Trump volvió a dirigir un mensaje a Rusia a través de Twitter, aunque esta vez un poco más tranquilo pues incluso le propuso terminar con la carrera armamentista, no sin antes asegurar que la relación actual entre ambas naciones es la peor que se ha vivido, "incluyendo la Guerra Fría".

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, exhortó este miércoles a las potencias mundiales a "evitar una situación fuera de control".

Rusia bloqueó este martes en la ONU una resolución propuesta por Estados Unidos para crear una investigación sobre los ataques químicos en Siria, acercando la posibilidad de una acción militar de Washington contra el régimen de Damasco.

Rusia ha afirmado que sus propios expertos militares no han encontrado evidencia de sustancias venenosas en el sitio del último ataque químico de Assad e insisten en que la atrocidad fue falsificada por voluntarios de rescate.

"Los misiles inteligentes deberían ir hacia los terroristas, y no hacia el gobierno legítimo que ha estado combatiendo el terrorismo internacional en su territorio durante varios años", escribió en Facebook Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

"La situación en el mundo naturalmente causa preocupación, la coyuntura global se vuelve cada vez más caótica", dijo al recibir las cartas presidenciales de los embajadores de 17 países.

"Nuestra posición es muy clara y concreta: no queremos una escalada", aseguró.

El ejército ruso afirma que el presunto ataque fue una "puesta en escena" de los Cascos Blancos, la organización de socorristas sirios, la primera en denunciar el ataque.

Además de la línea telefónica, rusos y estadunidenses se pusieron de acuerdo para respetar ciertas pautas en sus operaciones, como convenciones en las frecuencias de radio que hay que utilizar en los intercambios entre pilotos de los dos países.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.