Él donó sangre todas las semanas durante 60 años

Donador de sangre que ha salvado a 2.4 millones de bebés, donará sangre por última vez

Donador de sangre que ha salvado a 2.4 millones de bebés, donará sangre por última vez

El australiano James Harrison (81) hizo su última donación de sangre esta semana luego de ayudar a salvar a más de 2.4 millones de bebés luego de que la Cruz Roja de Australia le pidió que parara para no poner en peligro su salud. La condición también se conoce como enfermedad hemolítica del feto y el recién nacido (HDFN).

Si la madre se ha sensibilizado a la sangre con rhesus positivo, generalmente durante un embarazo anterior con un bebé con rhesus positivo, puede producir anticuerpos que destruyan las células sanguíneas "extrañas" del bebé.

Desde que supo sobre el anticuerpo en su torrente sanguíneo en 1957, Harrison ha realizado 1.173 donaciones de sangre.

"Cada bolsa de sangre es preciosa, pero la sangre de James es particularmente extraordinaria".

Pocos años después, los médicos descubrieron que su sangre tenía el anticuerpo que podría usarse para crear inyecciones Anti-D, por lo que empezó a donar plasma sanguíneo para ayudar a la mayor cantidad de gente posible.

"En 1951, me sometí a una operación de pecho en la que me extrajeron un pulmón. tenía 14 años", contó.

Para entonces, Harrison había estado donando sangre completa regularmente durante más de una década, y no se lo pensó dos veces cuando los científicos le propusieron participar en el Programa Anti-D. Su sangre se usa para hacer un medicamento que salva vidas, que se administra a las madres cuya sangre corre el riesgo de atacar a sus bebés por nacer.

De no ser por las donaciones de sangre, su vida habría acabado a temprana edad.

"Cada ampolla de Anti-D hecha en Australia tiene a James en ella", dijo Robyn Barlow, el coordinador del programa Rh que reclutó a James, el primer donante del programa. Desde 1967, se han proporcionado más de tres millones de dosis de Anti-D a madres australianas que tienen tipos de sangre negativos.

El plasma de la sangre donada por Harrison permitió crear Anti-D.

Incluso la propia hija de Harrison recibió la vacuna Anti-D. "Y te hace sentir bien saber que salvaste una vida allí, y salvaste muchas más y eso es genial", añadió.

El descubrimiento de los anticuerpos de Harrison fue un absoluto cambio de juego, dijeron funcionarios australianos. James Harrison de Australia, lo llaman "el Hombre con el Brazo Dorado" derivado de que ha donando sangre de manera consecutiva y constante desde que tuvo 18 años hasta recientemente que cumplió 81. En 1999, fue galardonado con la Medalla de la Orden de Australia en reconocimiento a sus logros. Y no hay un límite superior de edad para la donación de sangre, siempre y cuando esté bien sin restricciones o limitaciones a sus actividades, señala el sitio Donate Blood.

"Se vuelve bastante aleccionador cuando dicen 'Oh, has hecho esto o has hecho lo otro o eres un héroe'", comentó Harrison. "Es uno de mis talentos, probablemente mi único talento, es que puedo ser un donador de sangre", agrega.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.