Llegan enviados del Papa a Chile, para "pedir perdón en su nombre"

El arzobispo de Malta Charles Scicluna. EFE  Archivo

El arzobispo de Malta Charles Scicluna. EFE Archivo

No se descarta que el Vaticano tome más medidas al respecto.

Santiago de Chile, 12 jun (EFE).

El papa Francisco aceptó este lunes la renuncia de tres obispos chilenos, en medio de un escándalo de abusos sexuales y su encubrimiento en la Iglesia católica de Chile.

Los tres obispos, que serán reemplazados en sus cargos por administradores apostólicos, forman parte de la Conferencia Episcopal Chilena, de 33 obispos, que en mayo pasado ofrecieron al Papa su renuncia en bloque a sus cargos tras un encuentro en el Vaticano.

Además de Barros, el papa aceptó ayer la renuncia de dos obispos de 75 años, en teoría en edad de jubilación.

Por ese presunto encubrimiento se vio especialmente afectado Juan Barros, actualmente el obispo de la diócesis de Osorno, a quienes las víctimas acusan de haber ocultado los abusos e incluso de haberlos presenciado. Jorge Enrique Concha Cayuqueo, Obispo auxiliar de Santiago de Chile. "Este es quizá el primer hito dentro de las resoluciones", dijo el secretario del Episcopado de Chile, Jaime Coiro.

La decisión fue celebrada hoy por las víctimas, que llevan años denunciando los abusos a los que fueron sometidos.Los religiosos que dejarán sus cargos son el obispo de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, quienes junto a otros 31 obispos habían presentado su dimisión a Francisco en mayo pasado, cuando se reunieron con él en el Vaticano.

En esa ocasión, el líder religioso no dijo si había aceptado la renuncia de algunos de los obispos, pero adelantó en una carta que adoptaría medidas de corto, mediano y largo plazo.

Amaya sorprendió al anunciar que, a partir de mañana, todas las denuncias sobre abusos sexuales al interior de la Iglesia Católica serán recibidas directamente en la Nunciatura Apostólica.

"Empieza un nuevo día para la Iglesia chilena".

Una de las víctimas de Karadima, Juan Carlos Cruz, señaló en la red social Twitter "empieza un nuevo día en la iglesia Católica de Chile!". Tras leer en abril 2.300 páginas, que incluían 64 testimonios recogidos en Chile y Estados Unidos, el Sumo Pontífice finalmente reconoció que había cometido "errores graves" en su evaluación y habló de una "falta de información veraz y equilibrada".

Barros expresó hoy en el comunicado su "gratitud" al papa Francisco por "su viva y paternal preocupación para el bien de todos".

El arzobispo maltés Charles Scicluna y el sacerdote español, Jordi Bertomeu, que llegaron este martes a Santiago, dedicarán cuatro de los ocho días que estarán en la nación austral, para conversar en esa ciudad, situada a 942 kilómetros al sur de la capital chilena, con los fieles e indagar otros abusos sexuales cometidos por el clero chileno. Otra de las víctimas de Karadima, José Andrés Murillo, dijo que "esto hay que llamarlo por su nombre: el Papa despidió a tres Obispos".

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.