EU comenzó hoy la mayor guerra comercial de la historia — China

La reducción de aranceles a los coches es posible: ¿Terremoto económico en el sector?

La reducción de aranceles a los coches es posible: ¿Terremoto económico en el sector?

Pekín, por su parte, ha reiterado en varias ocasiones que no está a favor de iniciar una guerra comercial contra Estados Unidos, pero hoy anunció la imposición de aranceles del 25 % a productos importados desde el país norteamericano por valor de 34.000 millones de dólares, en respuesta a los gravámenes por el mismo valor a bienes chinos.

Pekín no ofreció detalles de inmediato sobre cuales serán esas "contramedidas" pero se espera que afecten a productos de agricultura estadounidenses para golpear a los sectores que han dado su apoyo a Trump.

A pesar de tres rondas de negociación entre ambas partes, incluyendo una promesa china para aumentar significativamente las compras de productos estadounidenses, Trump decidió continuar con los aranceles. Durante una visita oficial a Bulgaria, el primer ministro chino y segundo al mando en el gobierno, Li Keqiang, dijo que "nadie gana peleando en una guerra comercial, sin embargo China tomará las medidas en respuesta para enfrentar decisiones unilaterales".

Entre la lista con nuevo arancel de 818 productos procedentes de China están los pertenecientes a la industria aeroespacial, tecnologías de la información y la comunicación, robótica, maquinaria o automoción, entre otros.

Pese al peligro de agudizar aún más la inestabilidad económica global, Trump fue más allá y dijo que e Estados Unidos está listo para gravar importaciones chinas valoradas en 200.000 millones de dólares adicionales, y después 300.000 millones más, si Beijing continúa tomando represalias.

En un mundo globalizado e interconectado como el de hoy, la tensión entre las dos mayores potencias de seguro tendrá efectos y consecuencias globales. Actualmente, EE.UU. importa muchísimo más de China de lo que exporta hasta ahí, lo que se describe como déficit comercial.

La guerra comercial ya ha empezado.

Carsten Menke, analista de materias primas del banco suizo Julius Baer, explica que EE.UU.es uno de los dos mayores vendedores de soya a nivel mundial, junto a Brasil, y China es el máximo comprador -con una cuota del 60 % sobre el total de importaciones. Esto cubre casi todas las importaciones estadounidenses de China, que fueron de 505.500 millones de dólares en 2017. "La calidad de las patas de cerdo es correcta".

El pistacho, producto estrella de California, está presente en la lista china junto a otra nueces y frutas "made in USA".

"Los consumidores no solo estarán indefensos, sino que (los aranceles) dañarán los intereses de los negocios y el pueblo estadounidense", añadió.

Las exportaciones de salmón estadounidense a China están en auge. Una de las especies más populares, el salmón rosado, tuvo exportaciones en alza de 176% el año pasado, generando U$S 171 millones. "Para ponerlo simple, Estados Unidos está disparando a todo el mundo". En Pekín y Shanghái, los clientes de bares consumen esta bebida alcohólica sola, pero algunos lo mezclan con té o con bebidas.

Anunciados hace dos semanas, los derechos aduaneros de 25% impuestos por Trump entraron en vigor ayer.

En concreto, las medidas arancelarias de China sobre productos estadounidenses se traducirán en pérdida de empleos, ralentización de las inversiones y subida de los precios en EE.UU., entre otros. Y aunque requeriría el consenso de los 28 estados de la Unión Europea y tendría que extrapolarse a los otros mercados con los que la Unión Europea comercia vehículos, el hecho de que esté por la labor de reducir esos aranceles podría provocar un terremoto económico en el mercado de la automoción.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.