Investigan la muerte de una familia española en el sur de Francia

Policías frente al edificio incendiado en Pau

Policías frente al edificio incendiado en Pau

El teniente de alcalde de la ciudad, Marc Cabane, que se trasladó al lugar de los hechos, relató que fueron los vecinos quienes llamaron a los bomberos sobre las 6.30 horas (4.30 GMT) alertados por la sangre que corría fuera de la vivienda. El apartamento estaba habitado por una pareja y su hijo de dos años y, además, anoche había también otros dos miembros de la familia. A tal efecto, fuentes de la Delegación del Gobierno central en Andalucía han precisado a Europa Press que J.M.R. era natural de Pilas, mientras las mujeres víctimas del crimen habían nacido en Sevilla capital, toda vez que se espera que este jueves sean practicadas las correspondientes pruebas de autopsia a los cadáveres. El niño tendría dos años.

La mujer, de 36 años, fue encontrada "atada y con la boca tapada por cinta adhesiva" en la bañera. Los cuerpos de los abuelos maternos presentaban lesiones externas producidas por un objeto contundente. Según los medios franceses, su compañero presentaba cortes en las venas. Los investigadores barajan la hipótesis de que el hombre, un ciudadano francés, asesinó a su esposa, profesora de español, y a sus suegros, de visita en el domicilio, prendió fuego a la vivienda y luego se suicidó.

Manuela Morales Pérez trabajaba como profesora de español en el colegio La Hourquie de la localidad cercana de Morlàas y el próximo curso había sido destinada a un establecimiento docente de Poitiers.

El concejal de Seguridad de Pau, Marc Cabane, señaló en el rotativo "La République des Pyrénées" que el incendio "probablemente" fue provocado por el hombre, "quien se suicidó", y añadió que "en el apartamento había mucha sangre por todas partes".

Vecinos del apartamento donde ocurrieron los hechos detallaron a las autoridades que vieron gotear sangre sobre el alféizar de una ventana debajo, por lo que un inquilino acudió ante la puerta a verificar lo que ocurría.

Según un amigo de la víctima, ella habría presentado recientemente una denuncia por violencia de género. Los vecinos dijeron que la semana pasada la Policía tuvo que presentarse en el domicilio por una violenta discusión en el seno de la pareja. Siempre era lo mismo.

La fiscal de Pau Cécile Gensac indicó que las primeras constataciones de la investigación se orientan hacia "la pista de un drama familiar ya que se produjo una disputa algo antes por la noche". Por el contrario, sus padres tenían heridas en la cabeza.

La localidad francesa de Pau, al sur del país vecino, ha sido el escenario presuntamente del último caso de violencia de género de ciudadanos españoles.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.