La NASA aplaza el lanzamiento de la sonda solar Parker

La misión Parker parte rumbo al Sol

La misión Parker parte rumbo al Sol

La misión Parker Solar Probe será lanzada el 10 de agosto, despegará en un cohete Delta IV desde el centro espacial Kennedy en Florida, usará la gravedad de Venus durante siete sobrevuelos por casi siete años para acercar gradualmente su órbita al Sol. Una velocidad de 700 mil km/h, lo que la convierte también en el objeto más rápido construido hasta ahora por el hombre.

Según detalla la agencia EFE, tras años de investigación, el equipo dio con la manera de que la sonda resista a un calor equivalente a 500 veces lo que experimentamos en la Tierra y realizar, así, observaciones "in situ".

Además la nave llevará una placa con los nombres de 1.1 millones de soñadores que han querido acercarse hasta la estrella. "Pero la atmósfera, en la parte del espacio donde volará la sonda, tiene una densidad muy baja", explicó a BBC Mundo el ingeniero Juan Felipe Ruiz, jefe adjunto del equipo de ingeniería mecánica de la Sonda Solar Parker.

Abrasador, ¿sí? Pero si todo funciona según lo planeado, el interior de la nave espacial debería mantenerse a solo 85 grados Fahrenheit.

La histórica misión Parker Solar Probe de la NASA se lanzará este 11 de agosto desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral (Florida, EE UU), en principio a las 03:33 h (hora local, seis horas más tarde en la península ibérica), aunque la ventana de lanzamiento está abierta hasta el 23 de agosto.

Observar de cerca esta región ayudará a los expertos a identificar la fuente de ese calentamiento coronal, junto con el proceso que acelera el viento solar a velocidades enormes cuando sale del Sol.

"Parker Solar Probe nos ayudará a hacer un trabajo mejor al predecir cuándo ocurrirá una perturbación de los vientos solares que podría afectar la Tierra", dijo Justin Kasper, uno de los científicos del proyecto y profesor de la Universidad de Michigan.

La corona no solo es 300 veces más caliente que la superficie del Sol, sino que también emite poderosas partículas de plasma y energéticas que pueden desatar tormentas geomagnéticas, causando estragos en la Tierra interrumpiendo la red eléctrica.

En una órbita tan cerca del Sol, el verdadero desafío es evitar que la nave se queme. Uno de ellos es una "copa solar" que recoge partículas a altas temperaturas y que "estará expuesto al Sol completo, no tendrá ninguna protección".

Un dispositivo que recogerá partículas cargadas está fabricado con titanio, zirconio y molibdeno, que tienen un punto de fusión de 2.500 grados.

NASA/Johns Hopkins APL/Steve Gribben Los paneles solares a ambos lados de la sonda pueden plegarse para protegerlos del calor extremo.

Los científicos llevan buscando respuestas a estas cuestiones desde hace más de 60 años, pero hasta ahora los avances en ingeniería térmica no habían permitido enviar una sonda para soportar temperaturas de 1.377 ºC.

Para Juan Felipe Ruiz, ser parte de la misión "es un gran honor". Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.