Rinden homenaje a las víctimas del 11-S en Estados Unidos

El momento en que el presidente George W. Bush se entera de los atentados

El momento en que el presidente George W. Bush se entera de los atentados

El vuelo 93 de United iba a dirigirse al Congreso estadounidense, pero se estrelló en las praderas de Pensilvania, a 270 kilómetros al noroeste de Washington cuando los pasajeros se alzaron contra los terroristas que habían tomado mando del avión.

Casi 3 mil personas fallecieron en los ataques del 11 de septiembre, una tragedia que sigue dando forma a la política estadounidense además de a la vida cotidiana en lugares como aeropuertos u oficinas, incluso aunque sea una presencia menos constante en la conciencia colectiva luego de 17 años.

En Nueva York, miles de personas se reunieron en las inmediaciones del World trade Center para recordar a las 2 mil 983 personas asesinadas.

Desde entonces, el 11-S ha sido un día para honrar como héroes a los que viajaban en el vuelo.

Allí fue donde los pasajeros redujeron a los terroristas de uno de los aviones secuestrados y lo estrellaron en un campo.

"El futuro de EE.UU.no lo escribirán nuestros enemigos (.) EE.UU. nunca jamás se rendirá a la tiranía", dijo Trump en el homenaje a las víctimas, acompañado por la primera dama, Melania Trump. Este viaje se produce justo cuando el periodista Bob Woodward saca al mercado el libro Fear: Trump in the White House (Miedo: Trump en la Casa Blanca), que lo describe como una persona incapaz de ocupar el Despacho Oval.

El ahora Presidente de los Estados Unidos fue entrevistado por una canal de TV minutos después del acto terrorista a las torres gemelas. Pero en la zona cero de Nueva York, los familiares llenan cada año el acto de mensajes personales de recuerdo, preocupación e inspiración.

"No es un día para hablar de política, es un tema de corazón; necesitamos estar unidos, es la única manera de enfrentar el dolor", declaró Alice Greenwald, presidenta del memorial, al canal local New York 1.

Entre quienes asistieron al acto estuvieron el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, y el alcalde Bill de Blasio, junto con sus predecesores Michael Bloomberg y Rudy Giuliani.

"WTC Cortlandt es más que una estación de metro", afirmó Joe Lhota, presidente de la Autoridad de Transporte Metropolitano. Todos los que iban a bordo del aparato murieron.

En una sobria ceremonia celebrada en el Pentágono, otro de los cuatro escenarios del ataque, donde uno de los aviones impactó contra la sede del Departamento de Defensa en Arlington (Virginia) y dejó 184 muertos, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el secretario de Defensa, James Mattis, honraron la memoria de las 2.977 personas que perdieron la vida ese día.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.