Conmovedora historia de la foto de una novia en una tumba

Imagen ilustrativa Pixabay  scottwebb

Imagen ilustrativa Pixabay scottwebb

A Jessica Padgett, una asistente de terapia ocupacional que vive en Indiana (Estados Unidos), la esperaba su vestido de novia colgado en una puerta. Como broche de oro, al anochecer, los invitados prendieron globos de papel y los lanzaron al cielo.

Jessica Padgett y su prometido Kendall James Murphy tenían planeado casarse el 29 de septiembre de este año, ese sería el día más feliz de sus vidas, pero el novio nunca llegó a su boda y ella sabía que él nunca llegaría.

Blake, de Cannelburg, no resultó herido, pero supuestamente tenía un nivel de alcohol en la sangre de 21%, que es más del doble del límite legal de 0.8.

En honor a la memoria de su esposo, Jessica posó para las fotos con las botas de Murphy, su lápida, su equipo de lucha contra incendios y con sus seres queridos.

Las imágenes retratan los momentos en que Jessica, rodeada de sus familiares, se pone el vestido de boda, se maquilla para la ocasión y toma en sus manos un ramo de flores, como si verdaderamente fuese a celebrar las nupcias. Al lado de ella, aparece "photoshopeado" el cuerpo de Kendall.

"Es difícil cuando extrañás a alguien".

"Gracias a todos por hacer de el día de boda especial aunque no pude casarme con el hombre de mis sueños".

Durante dos horas, Jessica y Kendall tuvieron su sesión de compromiso. Fue en el estadio de béisbol de Notre Dame donde el muchacho se arrodilló y sacó un anillo de su bolsillo.

"No puedo darle las gracias a todo el mundo por toda esta semana". Me siento más allá de lo consentido y amado.

El día que sería la ceremonia toda la comunidad acompañó a la novia.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.