Papa expulsa del sacerdocio a dos obispos acusados de abusos

El papa Francisco dijo que la tristeza es la puerta de entrada del diablo

El papa Francisco dijo que la tristeza es la puerta de entrada del diablo

"El Santo Padre ha dimitido del estado clerical a Francisco José Cox Huneeus, arzobispo emérito de La Serena (Chile), miembro del Instituto de los Padres de Schoenstatt, y a Marco Antonio Órdenes Fernández, obispo emérito de Iquique (Chile)".

La expulsión de estos dos obispos, una medida durísima, se sumó a la del sacerdote Fernando Karadima, emblema del escándalo de abusos -que había sido sancionado en 2001 por el Vaticano a una "vida de penitencia y oración"-, el 28 de septiembre pasado; y la del sacerdote Cristián Precht, prelado de 77 años conocido durante la dictadura por su defensa de los derechos humanos, dos semanas antes, hallado también culpable de abusos sexuales de menores.

La decisión, tomada por el papa el jueves, no admite apelación.

"Conversamos sobre la situación difícil que vive la iglesia en Chile y, sobre todo, compartimos la esperanza de que la iglesia pueda vivir un verdadero renacimiento y recuperar el cariño, la cercanía del pueblo de Dios y pueda seguir jugando el importante rol que juega la iglesia en nuestro país", dijo el Piñera, según el comunicado.

Piñera había revelado que "el papa estaba muy preocupado por el tema de las migraciones" y que resultó "muy informado de la política de Chile en esta materia y conocía la visa de reunificación familiar para los haitianos y la visa de responsabilidad democrática con los venezolanos".

Por su parte el Vaticano reconoció en una nota oficial que los dos líderes abordaron "la dolorosa herida de los abusos a menores", subrayando "el compromiso de todos en la colaboración para combatir y prevenir la comisión de estos crímenes y su ocultamiento".

En la audiencia -la primera del segundo periodo presidencial de Piñera- se abordaron siete temas, pero el principal fue la compleja crisis que enfrenta la Iglesia Católica en Chile, por casos de abuso sexual y otras denuncias.

En mayo pasado los obispos chilenos, más de una treintena, presentaron su renuncia en bloque tras reunirse con Francisco.

La fiscalía chilena investiga a más de un centenar de obispos, sacerdotes y laicos como autores o encubridores en casos de abuso sexual a menores y adultos que se extienden por casi seis décadas, y solicita información sobre estos al Vaticano, tema sobre el que Piñera no quiso pronunciarse. También invitó a que envíen a un profesional para que certifique el estado de salud que el religioso dice tener en Alemania.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) estableció el 1 d octubre tras años de deliberaciones que Chile no está obligado a negociar con Bolivia sus pedidos de acceso al mar.

Durante su visita a Bolivia en 2015, Francisco habló en público de los anhelos de los bolivianos de contar con una salida al mar Pacífico, lo que fue interpretado como un apoyo abierto.

Desde Alemania Piñera reiteró que el fallo de la CIJ no obliga a su país a negociar, y pidió a La Paz que respete esa decisión así como el tratado de 1904 que definió la frontera binacional, tras la guerra de fines del siglo XIX.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.