Batalla por el Senado en Florida sigue demasiado apretada

SEMISQUARE

SEMISQUARE

El candidato, que ofreció la rueda de prensa desde la Mansión del Gobernador, un domicilio oficial, aludió alarmado sobre la aparición de unas 15.000 cédulas de votación en Palm Beach, a cuya supervisora electoral, Susan Bucher, también ha entablado una demanda, que como en Broward las ha interpuesto como candidato.

De igual modo, el republicano Ron DeSantis, quien aspira a ocupar el cargo de gobernador que dejará vacante Scott, vio caer su superioridad sobre el demócrata Andrew Gillum hasta una cifra también inferior a ese límite, 0,44 por ciento, y por tanto enfrenta la posibilidad de recuento.

Según los últimos datos oficiales, aun no definitivos, ahora solo separan a DeSantis y Gillum 36.223 sufragios (0,44 puntos), una diferencia significativamente menor a los más de 80.000 votos que había el martes cuando el republicano se proclamó ganador y el demócrata no cuestionó esa declaración.

En esta ocasión la presidencia no está en juego, pero sí la gubernatura de Florida (que ahora ocupa el republicano Scott) y, quizá más importante aún, uno de los escaños al Senado (que ahora es demócrata).

Las autoridades electorales de Florida no han dado información sobre los votos que quedan por contar, pero Gillum subrayó la necesidad de que se contabilicen "todos", los emitidos por correo, de manera anticipada, el día de las elecciones o los provisionales.

"Esperamos que los supervisores, independientemente de su afiliación partidaria, cumplan con sus obligaciones constitucionales", dijo por su parte Marc Elias, abogado de la campaña de Nelson.

El gobernador Scott dijo hoy que urgió a la policía estatal investigar, porque ningún grupo de "activistas liberales o abogados de DC (Washington) podrá robar esta elección".

"Aún no se ha contabilizado un número significativo de votos y debido al tamaño de Florida, creemos que los resultados de las elecciones son desconocidos y requieren un recuento", agregó.

"Estamos procediendo a un recuento", aseguró este miércoles en un comunicado el senador Nelson.

La batalla electoral en la Florida no se detiene y ahora se ha extendido a la carrera por la gobernación.

La batalla por un asiento para el Senado de Estados Unidos por Florida, la competencia más cara del país este año en las elecciones de medio término del martes, está muy apretada y se dirige hacia un recuento.

Al cumplirse dos días de los comicios, esos condados continúan sin rendir informes completos con resultados, afirmo el gobernador republicano.

"El alcalde Gillum concedió (...) y ahora el condado de Broward lo ha puesto 'de nuevo en juego'".

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.