Chofer cuida de esposa con Alzheimer mientras trabaja

Chofer lleva a su mujer con Alzheimer en el colectivo porque nadie puede cuidarla

Chofer lleva a su mujer con Alzheimer en el colectivo porque nadie puede cuidarla

Sin embargo, Mario debe trabajar y llevar consigo a su señora cada día, ya que no tiene con quién dejarla con su problema de Alzheimer.

Sin importarle el frío, el calor o la lluvia, el hombre despierta cada mañana con un objetivo: atender a su mujer y asistir a trabajar. Me da pena hacerlo porque la veo durmiendo y no quisiera. "Le pongo su ropa, le lavo los dientes, tengo que llevarla al baño y limpiarla cuando hace sus necesidades porque ella no es autónoma para hacerse sus cosas", relató.

El chofer contó a un medio lo difícil que se le hace la vida: "Se me ha caído del micro, a veces va durmiendo o le da frío, tiene ganas de ir al baño y debe hacer en un tarro (.), yo tengo que agotar todos los medios para poder cumplir con mi obligación de pareja (.), he golpeado muchas puertas pidiendo ayuda, pero no he recibido ninguna respuesta". "Ni siquiera para pagarle a una persona para que la cuide".

Es un cuidador quemado, puesto que perdió su vida social, no conversa con nadie, no escucha música, ni ve televisión. "Ese es nuestro día a día".

"Nosotros recibimos personas que están en situación de vulnerabilidad con pensiones de menos de 200 mil pesos que idealmente no tengan familia o como en este caso, que no hay quien más cuide a la señora, ya que don Mario tiene que trabajar porque su pensión no le alcanza para vivir", agregó.

"En la casa yo no descanso. Yo no me quiero deshacer de mi señora porque la quiero mucho", asegura.

La historia se volvió viral en las redes sociales, gracias a una usuaria de Facebook que conoció a su chofer de colectivo habitual y compartió las fotos en las redes sociales con el siguiente mensaje: "Me subí a la micro y todos los días es una historia distinta..."

Este lunes se viralizó la historia de Fresia Farías y Mario Núñez, dos adultos mayores de La Serena que sufren las consecuencias de una enfermedad neurodegenerativa que sufren miles de personas en Chile en la tercera edad. No sé lo que es dormir una siesta o ir al centro tranquilamente, por ejemplo, porque su enfermedad no me lo permite. Nací de una mujer y por eso las respeto. Aunque muchos comprenden, otros se burlan y según sus palabras "eso duele". "Más vale hacerse el sordo".

Pablo Elgueta, director regional del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), precisó a Radio Mistral que tomaron conocimiento del caso a finales de septiembre y comenzaron a realizar las gestiones para ofrecerles ayuda.

Recordar que durante esta jornada la Fundación Las Rosas anunció que ayudará a Fresia a través de un hogar en La Serena para que pueda ser atendida. Los síntomas generalmente se desarrollan lentamente y empeoran con el tiempo, hasta que son tan graves que interfieren con las tareas cotidianas.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.