Detenido un hombre por intención de matar a Pedro Sánchez

Presidente del gobierno español Pedro Sánchez

Presidente del gobierno español Pedro Sánchez

Los Mossos d'Esquadra detuvieron hace tres semanas a un vigilante de seguridad, experto tirador y con licencia de armas, que presuntamente planeaba matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Vinculado a la ultraderecha, planeaba el magnicidio tras la decisión del Gobierno de exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos.

La voz de alarma la dio una usuaria de aquel chat cerrado de WhatsApp, al ver que Murillo pasaba de lanzar continuas invectivas y amenazas contra el líder del PSOE, a solicitar inequívocamente apoyo logístico para cometer un atentado contra Sánchez, aprovechando su pericia como francotirador, su profesión y su arsenal.

Oliva ha asegurado en rueda de prensa que al hombre, vigilante de seguridad, se le han incautado en su casa 16 armas de fuego, largas y cortas, algunas de ellas modificadas e ilegales, y munición de guerra; de hecho, se localizó un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador Skorpion vz.61 y rifles de precisión.

Cabe destacar que el sujeto no había participado antes en actos violentos ni tenía antecedentes policiales, aunque señala Publico.es que frecuentaba ambientes ultraderechistas. En un grupo de Whatsapp de seis personas buscaba cómplices para acabar con ese "rojo de mierda".

Tampoco tenía miedo: "Estoy dispuesto a sacrificarme por España", había escrito el este grupo reducido en alguna ocasión.

El detenido era miembro del club de tiro olímpico del Vallès, en el que practicaba y competía desde hacía muchos años, y era capaz de modificar y construir armas cortas o largas. Entre ellas se encontraban cuatro rifles de alta precisión, especializados en acertar un disparo a un objetivo localizado a 1.000 o incluso 1.500 metros, y un subfusil de asalto.

Sea como fuere, tras el arresto se informó de inmediato a Seguridad de La Moncloa, pero el Gobierno decidió que lo mejor era la discreción, así que no se comunicó el incidente. El juzgado número 3 de Terrassa (Barcelona) instruye la causa y se le imputan los delitos de conspiración por atentado contra la autoridad, amenazas graves, tenencia ilícita de armas y un delito de odio.

"Este tipo de amenazas es una constante a la que, por supuesto, no debemos acostumbrarnos".

Poco a poco se van desvelando más detalles del francotirador que quería matar a Pedro Sánchez.

El juez de Terrassa ordenó el ingreso en prisión incondicional del individuo, que fue trasladado a la cárcel de Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires, cerca de Martorell, donde confesó sus intenciones nada más ingresar.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.