Duterte anima a matar obispos católicos de Filipinas porque "son inútiles"

Rodrigo Duterte

Rodrigo Duterte

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, arremetió de nuevo contra los obispos católicos al afirmar que "son inútiles" y animó a matarlos, en un país donde el 85 por ciento de la población profesa el catolicismo.

El presidente filipino ya se pronunció contra la Iglesia católica a finales de noviembre, cuando sugirió que los filipinos deberían rezar en casa en vez de ir a misa, agregando que las enseñanzas de la Iglesia son actualmente "arcaicas". Asimismo, Duterte aseguró que el 90 por ciento de sus sacerdotes "son homosexuales".

Mientras tanto la Conferencia de Obispos señaló que no responderá a ese pronunciamiento porque significaría "añadir más leña al fuego y exageraría el asunto". Desde su elección, obispos y sacerdotes han censurado algunas políticas de gobierno.

El portavoz presidencial, Salvador Panelo, ha defendido hoy que las palabras de Duterte "no hay que entenderlas como algo literal, sino que empleó la hipérbole para lograr un efecto más dramático en sus comentarios".

Días antes Duterte acusó al obispo de Caloocan, Pablo Virgilio David -uno de sus principales críticos- de robar para su uso particular las contribuciones que los fieles donaban al arzobispado.

En varias ocasiones, Duterte ha criticado públicamente a la Iglesia utilizando un tono violento y a menudo vulgar. El jefe de Estado respondió llamando "hijos de puta" a los obispos. En cualquier artículo de eju.tv, cualquiera puede reportar a Facebook el comentario que le resulte desagradable marcándolo en el menú de la derecha.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.